Download A las Escondidas en el Océano by Jennifer Evans Kramer PDF

By Jennifer Evans Kramer

¡El océano es un lugar misterioso, donde los animales grandes y chicos juegan a las escondidas! ¿Puedes imaginarte un tiburón escondido a plena luz? ¿Qué tal un pez payaso a l. a. vista? ¿No lo crees? Entonces, sumérgete en l. a. profundidad del océano azul con Jennifer Evans Kramer y ¡A las escondidas en el océano! Rodéate con las vibrantes ilustraciones de Gary R. Phillips. El océano es un antiguo, antiguo lugar, y los animales exóticos de las profundidades han aprendido a adaptarse a su medio ambiente para sobrevivir. ¿Puedes encontrar las criaturas escondidas en cada página? ¿O, quizás también a ti te puede engañar un disfraz bajo el agua?

Show description

Read or Download A las Escondidas en el Océano PDF

Similar ciencia books

Atlas conciso de los musculos (Spanish Edition)

El Atlas conciso de los músculos es un libro de referencia tanto para estudiantes como para fisioterapeutas, deportistas, entrenadores y demás profesionales de los angeles salud. Concebido para facilitar los angeles consulta rápida, ofrece información útil sobre los principales músculos esqueléticos que son vitales en el deporte, l. a. danza y el ejercicio físico.

Extra resources for A las Escondidas en el Océano

Example text

Pero qué lo enloquecía, papá? : ¿Qué lo enloquecía (mad)? ¡Ah, ya entiendo, quieres decir lo encolerizaba (angry)! Tenemos que separar claramente esos dos significados de "enloquecer" (mad) si es que vamos a hablar de Blake. Porque algunos pensaban que estaba loco, realmente loco, demente. Y eso era una de las cosas que lo encolerizaba-enloquecía. Y además se encolerizaba-enloquecía con algunos artistas que pintaban cuadros como sí las cosas no tuvieran perfiles. Los llamaba la "escuela de los baboseadores".

No, querida. La inventó. : ¡Oh! ¿Y quién inventó el instinto, papá? : No lo sé. Probablemente sea bíblico. : Pero si la idea de la gravedad conecta dos aserciones descriptivas, tiene que ser una hipótesis. : Efectivamente. : Entonces, Newton "fingó" una hipótesis, después de todo. : Sí, por cierto que lo hizo. Era un científico muy grande. : Oh. : Papá, ¿un principio explicativo es lo mismo que una hipótesis? : Casi, pero no del todo. Verás: una hipótesis trata de explicar algo particular, pero un principio explicativo —como la gravedad o el instinto— no explica realmente nada.

Oh, sí! Muchas de las luchas terminan en una especie de armisticio. Y no cabe duda de que ciertas peleas juguetonas son en parte una manera de afirmar la amistad. O de des- cubrir o redescubrir la amistad. : Eso pensaba yo... : ¿Pero por qué faltan los indicadores? ¿Es por la misma razón en el caso de los animales y en el de los sueños? : No lo sé. Pero fíjate que los sueños no siempre funcionan por oposiciones. : No... por supuesto que no... tampoco los animales. : De acuerdo, entonces. : Volvamos a ese sueño.

Download PDF sample

Rated 4.47 of 5 – based on 45 votes